Mi hijo no come ¿Qué debo hacer?

Si te has preguntado: Mi hijo no come ¿Qué debo hacer?, debes saber que esto es completamente común que se presente esta situación y esto no significa que necesariamente haya algo mal con el organismo del bebé. En primer lugar, debes tener en cuenta que, así como en el adulto se presenta inapetencia o falta de hambre, en los niños es prácticamente igual.

Al dar inicio a la alimentación complementaria.

En primer lugar, recuerda que se debe alimentar al bebé exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses de vida y a partir de esta edad es ideal empezar a incluir todo tipo de alimentos en su dieta. A esta edad muchos bebés sentirán la curiosidad e interés por otro tipo de alimentos, pero también habrá niños que muestren rechazo por otras comidas que no sean la leche de la mamá, esto es completamente normal e incluso puede ser un mecanismo de defensa del bebé. Es aquí donde se encuentra fundamental el apoyo y acompañamiento de mamá, papá y/o cuidadores para incentivar al bebé a incluir variedad de alimentos en su dieta diaria.

En segundo lugar, ten en cuenta que la leche materna se le debe ofrecer al bebé hasta los 2 años de vida, por lo tanto, si has escuchado que la lactancia interrumpe en la alimentación complementaria, rechaza esta indicación. La leche materna sigue siendo un alimento muy nutritivo e importante hasta los dos primeros años, lo ideal es mantenerlo en la dieta del niño hasta esta etapa o incluso por más tiempo, no hay límite para la lactancia materna.

Niños de 1 año o más

Es muy frecuente que los niños de esta edad se muestren desinteresado o incluso rechacen los alimentos. Esta es una etapa de descubrimiento del mundo, por lo que la principal motivación del niño quedará atrapada por todo tipo de objetos, comportamientos o circunstancias que alimenten su curiosidad, por eso es muy importante que mamá y papá se encarguen de manejar adecuadamente sus conductas y le proporcionen pautas de educación para su correcta alimentación y nutrición.

Ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Implementa hábitos y horarios de alimentación.

El cuerpo humano está regido por un reloj biológico el cual se regula mediante los hábitos que implementamos en el día a día. Por eso es importante establecer horarios de comidas y mantenerlos invariables para que el organismo del niño se adapte, además permite que se vaya familiarizando con las rutinas familiares.

  • Disciplina y educación.

La paciencia y el amor son muy importantes para aceptar las actitudes y comportamientos del niño en esta etapa, recuerda encontrar el equilibrio entre la imposición de autoridad y ofrecerle comprensión para garantizar el éxito de este proceso.

  • Incentivos adecuados.

En la primera etapa de vida los niños son muy receptivos y buscan imitar a sus padres, por eso la hora de sentarse a la mesa debe ser en familia, en un ambiente tranquilo y lejos de distracciones como los teléfonos o el tv.

  • Alimentos en texturas y colores variados.

Ofrécele los alimentos como una experiencia atractiva para su descubrimiento, propiciando el ambiente adecuado con elementos y formas llamativas, cubiertos, platos y todo lo que incentive la curiosidad del bebé.

Este articulo Mi hijo no come ¿Qué debo hacer? ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de nuestra embajadora Dra. Diana Salazar Médica Nutrióloga, especialista en nutrición materna e infantil.

DIANA SALAZAR

INSTAGRAM:  @nutriendomibebe

Dra. Diana Salazar
Nutrióloga
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar…