LO QUE NO DEBES COMER EN EL EMBARAZO

Recuerda que todo lo que comes repercute directamente en la nutrición y bienestar de tu bebé, por eso es importante llevar una alimentación balanceada con una gran variedad de alimentos y garantizar así el aporte de nutrientes y vitaminas indicado para su correcto desarrollo en todas las etapas de la gestación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en este periodo debes tener cuidados especiales sobre ciertos tipos de alimentos o bebidas, ya que su cocción o excesivo consumo de las mismas, respectivamente, puede acarrear complicaciones para tu salud y, por lo tanto, consecuencias para tu bebé.

Estos son algunos de los alimentos que deberías evitar en el embarazo:

Carnes poco cocidas y huevos a medio cocinar

Debes tener especial cuidado con la cocción de la carne y verificar que no tenga rastros de sangre o zonas rojas o rosadas, esto por el riesgo de contraer toxoplasmosis, una enfermedad producida por un parásito que puede estar presente en carnes crudas, agua contaminada o las heces de los gatos. El contraer esta infección puede provocar mal formaciones fetales, infecciones al bebé en gestación o incluso provocar un aborto espontáneo en los primeros meses de gestación.

Pescados grandes:

Si bien es importante incluir pescados en la dieta por su alto aporte en omega-3, si estás en embarazo debes evitar el consumo de pescados grandes como el pez espada, el atún rojo, el lucio, la caballa real, entre otros. Aunque todos los peces contienen rastros de mercurio, estos suelen tener niveles más altos. Una dosis elevada de mercurio puede resultar tóxica a nivel neuronal, causando daños en el desarrollo del cerebro del bebé y en su sistema nervioso. Puedes reemplazar estos pescados por otros como el salmón, las sardinas, la tilapia y el bagre.

embarazo

Pates:

El pate es una pasta untable elaborada habitualmente a partir de carne de hígado y grasa, la razón para evitar este alimento en el embarazo es el posible riesgo de contaminación con una bacteria llamada Listeria monocytogenes, y aunque la infección con listeriosis no representa mayor riesgo para adultos sanos, las complicaciones para el feto pueden ser incluso fatales, además se ha asociado la infección con listeriosis al padecimiento de meningitis en los recién nacidos.

Además, el paté de hígado tiene alto contenido de retinol o vitamina A, que, si bien es necesaria en cantidades moderadas, una alta dosis puede poner en riesgo la vida del feto y provocar malformaciones.

embarazo

Leche cruda, lácteos no pasteurizados:

Según la FDA los alimentos lácteos que no han pasado por un proceso de pasteurización pueden contener microorganismos y bacterias peligrosas como la salmonela, E. coli, Listeria Campylobacter, entre otras. La contaminación con estas bacterias puede tener repercusiones graves en el desarrollo del feto y provocar enfermedades en el recién nacido.

Alimentos procesados:

Las comidas que usualmente se encuentran en el supermercado listas para el consumo, tales como bollería, embutidos, refrescos o comidas empaquetadas contienen altas cantidades de grasas, sal y azúcar y por lo tanto su aporte calórico es demasiado elevado en comparación con su aporte nutricional.

Como en la gestación las necesidades nutricionales se incrementan, es mejor reemplazar estas comidas por alimentos naturales con un rico aporte en vitaminas y minerales.

«Lo que no debes comer en el embarazo»  ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Yira Torres, Pediatra.

Dra. Yira Torres
Pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Te puede interesar…