Síguenos en nuestras redes

Alimentación y sueño de un bebé prematuro

Reproducir vídeo

Todos los bebés son demandantes en sus primeras semanas, conforme pasa el tiempo y sus órganos van madurando, adquieren paulatinamente independencia, por lo tanto, hasta que el bebé no adquiera la capacidad para satisfacer autónomamente sus necesidades, se deben brindar todos los cuidados y atención que requiere.

En el caso de los bebés prematuros, como sus órganos son aún más inmaduros que los de un bebé nacido a término, se deben tener cuidados especiales y rigurosos. Una vez le han dado de alta al bebé en el hospital, es necesario tener muy presentes las indicaciones del pediatra y estar atento a cualquier signo de alarma.

Sueño

Esta es una práctica fundamental para el cuidado de prematuros o bebés de bajo de peso al nacer, consiste en hacer contacto piel a piel con el bebé, porteándolo sobre el pecho. Tiene mayores beneficios que otros métodos como la incubadora, entre los principales se encuentran:

  • Aumenta el apego
  • Favorece la lactancia materna
  • Facilita el agarre a la teta
  • Permite la transmisión de bacterias protectoras al bebé por bacterias
  • Le ofrece tranquilidad, calma y confort al bebé
  • Le ayuda a dormir mejor
  • Disminuye los episodios de cólico
prematuro

Alimentación

El sistema digestivo de un bebé prematuro no está lo suficientemente desarrollado para digerir y absorber nutrientes, la leche materna es el alimento más completo y aporta todos los nutrientes que el bebé necesita, contiene enzimas que no solo ayudan a la delicada digestión del bebé, sino que además le ayuda a madurar sus órganos. En algunos casos, cuando el especialista indique suplementar con fórmula, se debe procurar que la leche materna sea el principal alimento, pues ningún producto se asemeja a sus propiedades.

Como su estómago es tan pequeño y su capacidad de succionar menor, necesita tomas más frecuentes de leche, por eso es importante despertar al bebé, como máximo, cada tres horas para garantizar que se alimente. Si el bebé demanda alimento antes de este lapso, se debe ofrecer, pero es importante estar atentos a que no pasen más de tres horas sin recibir alimento.

Consejos

  • Recuerda que los bebés nacidos antes de cumplidas las 38 semanas, tardan más en adquirir ciertas capacidades y regular ciertas funciones, por eso debes estar especialmente al tanto de suplir sus necesidades y acompañar su desarrollo.
  • Procura mantener contacto piel con piel con el bebé el mayor tiempo posible, es una de las prácticas más beneficiosas para su desarrollo, especialmente en bebés prematuros.
  • Seguir las recomendaciones médicas y asistir cumplidamente a los controles pediátricos, es fundamental para garantizar que todo transcurra satisfactoriamente. También debes estar al tanto de los signos de alarma de manera permanente.

Esta información ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Natalia Páez Pediatra, asesora de lactancia y BLW-BLISS.

DRA. NATALIA PÁEZ

INSTAGRAM:  @pediatra_y_mama

natalia
Dra. Natalia Páez
Médico pediatra

Comparte este articulo

Te puede interesar…