fbpx

Síguenos en nuestras redes

Cuando ir al hospital para el parto

Reproducir vídeo

Una de las dudas más frecuentes durante el embarazo es cómo identificar el momento para ir al hospital una vez ha iniciado la labor de parto. Estas señales pueden resultar un poco confusas, pues en general son diferente para cada mujer.

Para una mamá primeriza la labor de parto suele durar más tiempo, por lo que se recomienda acudir al hospital cuando las señales sean inminentes, previniendo llegar demasiado pronto y te indiquen volver a casa para regresar después.

Señales de que el parto se acerca

Cuando se acerca el nacimiento del bebé, se presentan algunos síntomas característicos que, si bien no son señal inminente de parto, significa que debes estar preparada y planificar aspectos como el traslado al hospital, que tu acompañante esté listo y preparar la maleta con todo lo necesario para ti y para tu bebé.

Cuando se acerca el parto generalmente puedes percibir:

  • La barriga se pone dura
  • Expulsión del tapón mucoso
  • Sientes al bebé abajo del vientre (encajado)
  • Se presentan contracciones de Braxton Hicks o «falsas»
parto

En qué momento ir al hospital

Lo ideal es llegar al hospital cuando haya un borramiento del cuello uterino, esto significa que se este canal se estira y se vuelve más delgado; aquí inicia la primera fase del parto, la dilatación. Un momento de llegada preciso al hospital es cuando hay una dilatación de 3 o 4 cm, puedes identificar este momento porque es aquí, generalmente, cuando empiezan a ser muy intensas las contracciones.

Saber cuánto tienes de dilatación es algo que sabes cuando llegas al hospital, por eso es importante identificar las contracciones, si son de preparación o de parto. Estas últimas son más dolorosas, cada vez más intensas y más frecuentes entre sí, aumentando su frecuencia conforme avanza el reloj.

Algunas señales inminentes de parto:

  • De 3 a 5 contracciones en un lapso aproximado de 10 minutos. Cada contracción dura alrededor de 1 minuto.
  • Rotura de la bolsa uterina. Es una señal inconfundible pues evidenciarás la salida de una gran cantidad de líquido por la vagina. Algunas mujeres rompen la bolsa antes de iniciar las contracciones, otras después de que se presentan.
  • Si presentas rotura de la bolsa, no entres en pánico, el nacimiento puede tardar unas cuantas horas más, de manera tranquila prepárate y sal para el hospital.

Importante: si presentas sangrado, es necesario acudir de emergencia al centro de salud. La salida de sangre por la vagina es un signo de alarma durante el embarazo y parto.

Recuerda

El trabajo de parto debería iniciar entre las semanas 38 y 42 de gestación, si el bebé nace antes de completar las 37 semanas, será considerado prematuro. Si cumplidas las 42 semanas no se evidencian señales de parto, es posible que el especialista recurra a métodos para inducir el parto o se contemple la posibilidad de practicar una cesárea.

Esta información ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Claudia Ortiz Ginecólogo obstetra.

DRA. CLAUDIA ORTÍZ

INSTAGRAM:  @draclaudiaortizgineco

Comparte este articulo

Te puede interesar…