LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS BAÑOS DE SOL PARA EL BEBÉ

Años atrás se aconsejaba exponer al sol a los bebés, sobre todo a los recién nacidos que presentaban ictericia fisiológica, una afectación común que se manifiesta con un color amarillento en la piel y los ojos del bebé, causado por niveles altos de bilirrubina en sangre.

Se creía anteriormente que los baños de sol ayudaban a reducir y evitar la ictericia. Sin embargo, a partir del año 2004, La Academia Americana de Pediatría desaconseja aplicar este método para dicho fin, ya que no hay evidencia que indique que efectivamente tiene efectos positivos para mejorar esta condición y, por el contrario, esta práctica implica algunos riesgos.

La piel del bebé en sus primeros meses es aún muy delgada y tiene niveles de pH más elevados, por lo tanto, su manto ácido protector no está completamente formado, lo que hace que sea más vulnerable a infecciones, quemaduras y manchas en la piel. Por otro lado, algunos estudios indican que los niños que son expuestos directamente a los rayos solares tienen más riesgo de sufrir cáncer de piel a largo plazo.

Luz solar:

A pesar de que la exposición directa al sol no es aconsejable por lo menos hasta el primer año de edad del bebé, lo que sí es importante es que le dé la luz del sol.

Para esto puedes acercarlo a una ventana cuidando que no le lleguen los rayos de forma directa. Esta luz aporta la vitamina D que necesita tu bebé para absorber calcio y regular otras funciones de su organismo; además, con el tiempo irá asociando la luz solar al día, y la oscuridad a la noche y hora de dormir, lo que sentará las bases para crear una rutina de sueño e implementar así hábitos de descanso saludables.

Consejos:

  • No se recomienda aplicar ningún tipo de cremas o protectores solares en la piel del bebé antes de cumplir los 6 meses.
  • Al año, es conveniente elegir productos especiales, medicados y neutros, que no contengan químicos irritantes o perjudiciales como el alcohol y los parabenos.
  • Si vas a salir con tu bebé procura siempre mantenerlo a la sombra y con ropa fresca que cubra su piel de los rayos UV y UVB.

Esta información ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Natalia Páez Pediatra, asesora de lactancia y BLW-BLISS.

DRA. NATALIA PÁEZ

INSTAGRAM:  @pediatra_y_mama

Dra. Natalia Páez
Médico Pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Te puede interesar…