Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Síguenos en nuestras redes

Mitos y Realidades sobre la Fimosis en Bebés

Reproducir vídeo

Introducción a la Fimosis

La fimosis es una afección fisiológica que afecta a un aproximado del 80% de los niños durante los primeros meses de vida. Esta condición suele causar preocupación entre los padres, pero es más común de lo que se cree y generalmente es natural en los primeros meses de vida de los bebés.

¿Qué es la Fimosis?

La fimosis es una condición fisiológica muy común en la primera infancia. Se presenta en aproximadamente el 80% de los recién nacidos sanos y consiste en una estrechez del prepucio, la piel que cubre la punta del pene. Con el crecimiento del niño, y de forma espontánea, esta piel se retrae naturalmente.

Evolución y Tratamiento de la Fimosis

¿Es Necesaria la Retracción Manual?

Hace algunos años, se recomendaba comúnmente hacer la retracción manual del prepucio. Hoy en día, se reconoce que esto no es necesario, ya que de forma espontánea el 90% de los niños experimenta la retracción natural sin intervención.

Riesgos de la Manipulación Inadecuada

Existen riesgos inherentes a la práctica de manipular el prepucio con la intención de retraerlo completamente. Algunos de estos riesgos incluyen:

  • Laceraciones en la piel del prepucio: Estas pueden generar cicatrices que incluso podrían empeorar la fimosis.
  • Parafimosis: Esto ocurre cuando el prepucio se retrae de forma brusca hacia atrás y no puede volver a su posición inicial, generando una urgencia urológica que requiere atención inmediata.

Signos de Alarma: ¿Cuándo Debo Preocuparme?

Aunque la fimosis es una fase normal en la mayoría de los bebés, hay ciertos signos de alarma que indican la necesidad de evaluación médica:

  • Infecciones de vías urinarias recurrentes: Estas pueden ser causadas por la fimosis.
  • Infecciones recurrentes del pene: Si estas infecciones son frecuentes, pueden estar relacionadas con la fimosis.
  • No hay retracción espontánea del prepucio: Si esto no ocurre con el tiempo, puede necesitar evaluación.
  • Dificultades en la salida de orina: Si la orina se acumula dentro del prepucio, esto es un signo preocupante.

En cualquiera de estos casos, es crucial que tu hijo sea evaluado por un urólogo pediatra.

Conclusión

Recuerda que la fimosis es una fase normal en la mayoría de los bebés y que con el tiempo tomará su desarrollo natural sin necesidad de intervención. Sin embargo, si aún tienes dudas o te preocupa la salud de tu bebé, consulta a tu especialista de confianza y compártele tu caso. Mantente informado y no dudes en buscar ayuda profesional si notas cualquier signo de alarma.

Esta información Fimosis en bebés ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Pilar Hoyos Pediatra.

DRA. PILAR HOYOS

INSTAGRAM:  @drapilarhoyos

Comparte este articulo

Te puede interesar…