Síndrome de muerte súbita del lactante: prevención

El síndrome de muerte súbita se define como la muerte de un bebé entre los 0 y 1 años, sin causa aparente mientras duerme. Es decir, no se presentan indicios que señalen cuál fue la causa de su muerte.

Se dice que el síndrome de muerte súbita es la primera causa de muerte entre bebés sanos después de su primer mes de vida y en el 90% de los casos se presenta entre los 2 y 6 meses del bebé, afectando en mayor medida a niños varones.

Según la Asociación Americana de Pediatría, más de 3.500 bebés mueren al año en los Estados Unidos de manera súbita mientras duermen. Aunque las causas aún no se han esclarecido, se cree que se debe a asfixia y se han establecido algunos factores de riesgo, entre ellos:

En cuanto al bebé:

  • Dormir boca abajo o de lado
  • Exceso de abrigo al dormir
  • Cobijas, cojines o implementos dentro de la cuna del bebé o en su sitio de dormir
  • Antecedentes familiares
  • Prematuros o de bajo peso al nacer
  • No ha sido alimentado con leche materna.
  • Los bebés nacidos en parto múltiple tienen más riesgo

En cuanto sus padres

  • Fumadores
  • Madres que tuvieron cuidados prenatales deficientes
  • Salud y nutrición ineficiente de la madre en el embarazo
  • Mujeres que son mamás en edades tempranas
muerte_subita_bebe

Cómo prevenir el riesgo de muerte súbita del lactante

Acostar al bebé boca arriba:

La principal recomendación para evitar la muerte súbita en los bebés menores de un año, consiste en acostarlo siempre boca arriba. Se ha demostrado que eso reduce el riesgo de muerte súbita hasta tres veces.

Una creencia popular argumenta que el reflujo fisiológico que presentan los bebés en sus primeros meses puede causar ahogamiento cuando son acostados sobre su espalda, sin embargo, no hay estudios que sustenten esta hipótesis y, por el contrario, sí hay investigaciones que respaldan que la posición boca abajo o de lado, incrementa sustancialmente el riesgo de muerte en el bebé.

¿Cuna o colecho?

Se sugiere que el bebé desde los 0 y hasta los 6 meses duerma en su propia cuna, en la misma habitación de sus padres. A partir de los 6 meses, la cuna se debe trasladar a una habitación contigua, es decir, un cuarto propio para el bebé. Sin embargo, muchas familias optan por el colecho, tampoco se ha establecido si esta práctica aumenta el riesgo de muerte súbita, siempre y cuando se cumplan algunas recomendaciones.

Entre ellas, para mantener un colecho seguro se recomienda que ninguno de los padres consuma drogas, cigarrillo o alcohol; ambos deben estar en óptimo estado de salud, no sufrir de obesidad y no consumir medicamentos como somníferos. Tampoco debe haber más personas o mascotas en la cama.

Sueño seguro para reducir el riesgo de muerte súbita

Otras recomendaciones importantes, que tienen que ver con el lugar de dormir del bebé son las siguientes:

  • La superficie debe ser plana y firme, no colchones blandos.
  • No deben colocarse almohadas, cojines ni ningún objeto dentro de la cuna del bebé.
  • Las sábanas siempre bien templadas.
  • La cobija, de ser necesaria, debe tapar solo hasta la cintura del bebé.
  • Evitar sobreabrigar al bebé y garantizar una temperatura adecuada en la habitación.
  • La cuna debe cumplir con las medidas de seguridad.
  • El ambiente debe ser libre de humo.

Si bien, infortunadamente, no podemos anular las posibilidades de que el bebé sufra de muerte súbita, implementando todas las medidas mencionadas, logramos reducir drásticamente esta probabilidad.

Te invitamos a aplicar estas recomendaciones en casa y a la hora de la siesta o sueño nocturno de tu bebé.

Cuidados con el cordón umbilical del recién nacido ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Paula Solano Pediatra y asesora de lactancia.

DRA: PAULA SOLANO

INSTAGRAM:  @drapaulasolanopediatra

Dra. Paula Solano
Médico pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Te puede interesar…