Semana 31 de embarazo: ¿Contracciones o síntomas de parto?

Semana 31 de embarazo: ¿Contracciones o síntomas de parto?

Aunque aún faltan muchas semanas para que tu bebé nazca, es normal que te estés preguntando durante la semana 31 de embrazo ¿Cómo hacer para poder saber que has entrado en parto? O ¿Cómo distinguir entre una contracción preparatoria y un síntoma de parto?

Aquí te explicamos cómo puedes identificar ambas situaciones y las diferencias que hay entre ellas para que puedas se sentirte más tranquila mientras esperas la llegada de tu bebé.

Las contracciones preparatorias se empiezan a dar en el tercer trimestre del proceso de gestación y aunque no son tan incómodas como las de los primeros meses, sí se presentan de forma más frecuente ya que la piel y el abdomen se están estirando de manera tal que el bebé pueda nacer de forma más adecuada, a estas se les llaman “contracciones de Braxton Hicks” son ocasionales y no generan dolor.

Por otro lado, las señales de parto son un poco más notorias y las puedes identificar con estos tres indicadores que demuestran que estás entrando en labor o que en pocos días lo harás:

  1. Eliminación del tapón mucoso
  2. Rotura de la bolsa de las aguas
  3. Intensidad de contracciones en dolor y frecuencia.

Hasta que estas últimas señales no aparezcan puedes estar tranquila, sin embrago, si las contracciones empiezan a ser doloras es aconsejable que acudas a tu ginecólogo.

Desarrollo del bebé durante la semana 31 de embarazo

Durante esta semana el cuerpo de tu bebé ya ha acumulado más grasa por lo cual su piel empieza a verse más rellenita y torneada.

Tu bebé en estos momentos sigue moviéndose dentro de tu pancita, puede que a veces sientas que está bailando de un lado para otro, sobre todo en la noche es que es cuando más quieta estás.

Durante este proceso de formación sus oídos y sus ojos también se siguen perfeccionando al igual que sus pulmones.

¡Tu bebé sigue creciendo rápidamente!

embarazo

Cambios físicos y emocionales de mamá durante la semana 31 de embarazo

Como te veníamos contando, es normal tener algunas contracciones previas al parto, sin embargo, si sientes que estas son muy repetitivas y dolorosas consulta inmediatamente a tu especialista.

Si tu bebé nace antes de la semana 37 puede ser considerado como un niño prematuro, por eso debes acudir al doctor en caso de que los músculos de tu útero se sigan contrayendo.

Ahora, estás entrando a una nueva etapa y debes cambiar algunos hábitos de tu rutina, procura darte un espacio para descansar, tomar aire y oxigenar tu cerebro con algunas técnicas de meditación y yoga prenatal que te funcionarán para reducir el estrés, mejorar el sueño y darles más flexibilidad a tus músculos.

Consejos para la semana 31 de embarazo

Evita usar anillos:

  • Durante la etapa de gestación y sobre todo al transcurrir el tercer trimestre es común que las manos y las articulaciones de las mamitas empiecen a inflamarse, por eso es recomendable que no uses anillos o relojes que te hagan sentir incomoda o que no permitan que la circulación de tu sangre fluya con naturalidad.

Sigue ejercitando tu cuerpo:

  • Sin excederte, no olvides seguir realizando ejercicios físicos de bajo rendimiento para que puedas potenciar tu elasticidad y evitar algunas afecciones que trae el embarazo como el estreñimiento, el dolor de espalda y la ciática entre otras.

En Gestar con Amor, nunca nos cansamos de acompañarte en esta maravillosa etapa de la vida. Esperamos que la semana 31 de embarazo haya estado genial. Recuerda que tenemos una cita la próxima semana.

 

Esta información «Semana 31 de embarazo» ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de nuestra embajadora Dra. Paola Argüello Médica especialista en Ginecología y Obstetricia.

PAOLA ARGÜELLO

INSTAGRAM: @momscolombia

Dra. Paola Argüello
Ginecóloga

Comparte este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Te puede interesar…