Cuidados con el cordón umbilical del recién nacido

Cuando tu bebé está en útero, el cordón umbilical permite el intercambio de sustancias nutritivas y sangre rica en oxígeno entre el bebé y la placenta. En el nacimiento, se corta este cordón, procedimiento totalmente indoloro, y queda el muñón umbilical. Es importante que durante los días posteriores al nacimiento de tu bebé tengas los cuidados necesarios hasta el desprendimiento total del cordón para evitar infecciones en la herida.

¿Cuánto tarda en caerse?

El tiempo varía en cada bebé, pero se aproxima que este desprendimiento se dé entre los 7 a 21 días de su nacimiento, quedando una pequeña herida que tardará unos pocos días en cicatrizar. Es normal que se presente algo de sangre y puede haber supuración de fluido claro o amarillo.

Esto último se conoce como granuloma umbilical, podría desaparecer por sí solo o requerir tratamiento médico. En este caso es recomendable acudir al pediatra para que evalúe el alcance del caso, sin embargo, en términos generales, esto no se considera una complicación grave ya que esta área no contiene terminaciones nerviosas, lo que significa que de ser necesario un tratamiento, este sería indoloro para el bebé.

Cuidados especiales

  • Como se mencionó anteriormente, el desprendimiento se hará solo, bajo ninguna circunstancia debes halar o estimular la caída del muñón umbilical.
umbilical
  • Procura que el pañal no haga contacto. Si bien esta zona no contiene terminaciones nerviosas y el roce con el pañal no representará ninguna sensación dolorosa para el bebé, es importante que la zona respire y se mantenga seca. Puedes bajar el pañal en esta zona y poner ropa suelta a tu bebé para evitar el roce constante.
  • Evita los baños de tina en donde el bebé queda sumergido en el agua unos minutos, es preferible dar un baño rápido con un jabón neutro especial para bebés.
  • Puedes usar un copito para limpiar del cordón si ha quedado algo de agua o humedad, esto con el fin de mantener esta zona seca. No se recomienda alcohol o agua oxigenada para hacer limpieza, en primera instancia, no es necesario, además esta práctica puede ser riesgosa.
umbilical

Señales de alarma:

Si bien los cuidados son muy básicos y las infecciones poco comunes, en caso de que se presenten los siguientes signos, consulta a tu especialista:

  • Piel enrojecida alrededor del cordón.
  • Supuración, mal olor o inflamación de la piel.
  • Tu bebé llora o presenta molestias cuando se toca o roza el área del cordón umbilical.

Puedes evidenciar algo de sangre en el pañal o en la pequeña herida después del desprendimiento, esto se considera normal debido a la separación de los vasos sanguíneos. Si el sangrado es muy prominente, conviene consultar al especialista.

Cuidados con el cordón umbilical del recién nacido ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Paula Solano Pediatra y asesora de lactancia.

DRA: PAULA SOLANO

INSTAGRAM:  @drapaulasolanopediatra

Dra. Paula Solano
Médico pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Te puede interesar…