¿PUEDO TOMAR ALCOHOL SI ESTOY LACTANDO?

El comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría no recomienda beber ni siquiera una mínima cantidad de alcohol durante los primeros tres meses del bebé y de ahí en adelante, aunque no es la mejor opción, solo debería consumirse en cantidades muy bajas y evitando al máximo hacerlo con frecuencia.

Mitos sobre la producción de leche:

Algunas creencias populares indican que el consumo de cerveza o whisky durante la lactancia ayuda a estimular la producción de leche; esto es totalmente falso, e incluso se ha comprobado que el consumo incrementado de estas bebidas puede causar sedación al bebé lactante e interferir en la secreción de la hormona oxitocina en la mamá.

El único método efectivo comprobado para producir las cantidades suficientes de leche materna, es la succión del bebé al pecho.

Después de los tres meses, si deseas consumir alcohol, es importante que tengas en cuenta dos principios básicos:

1. A mayor cantidad de alcohol ingerido, mayor tiempo para eliminar el alcohol de la sangre; y, por lo tanto, también de la leche materna.

2. A mayor peso de la madre, menor tiempo de eliminación en la sangre y la leche materna.

¿Cuánto tiempo se debe esperar para amamantar una vez se ha ingerido alcohol?

Para hacer una estimación, deberías evitar dar el pecho entre dos a tres horas después de haber ingerido de 10-12 gr de alcohol.
Tiempos de espera para dar el pecho tomando como referencia a una mujer cuyo peso es de 60kg:

  •  1 copa de vino (120 ml): 2,5 horas.
  •  2/3 de cerveza (330 ml): 5 horas.
  • 3 copas de licor (Whisky, aguardiente): 7,5 horas.

Tips adicionales:

  • Si vas a tomar alcohol, procura hacerlo inmediatamente después de la última toma del bebé. Así el cuerpo irá procesando y eliminando el alcohol durante el lapso natural hasta la próxima sesión de amamantamiento.
  • No es necesario extraer la leche y botarla, a medida que el alcohol se elimina de la sangre, se elimina de la leche, lo cual solo lo determina el tiempo transcurrido.
  • No se debe hacer colecho si se ha ingerido alcohol. Recuerda que para practicar colecho es necesario mantener hábitos alimenticios saludables y evitar el consumo de alcohol y de tabaco.
  • Siempre va a ser más seguro evitar el consumo.

Ten en cuenta: Se ha demostrado que la ingesta de alcohol frecuente puede producir en el bebé irritabilidad, retraso en el desarrollo neurológico, y si el consumo es excesivo, aumenta el riesgo de convulsiones, coma e inclusive la muerte del lactante.

Esta información ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Natalia Páez Pediatra, asesora de lactancia y BLW-BLISS.

DRA. NATALIA PÁEZ

INSTAGRAM:  @pediatra_y_mama

Dra. Natalia Páez
Médico Pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Te puede interesar…