Banco de leche en casa: Lo que debes saber y tener listo para iniciar

Reproducir vídeo

Existen diferentes razones para hacer el banco de leche en casa, la causa de esto es tu posible separación con el bebé por alguna circunstancia, como hospitalización de alguno de los dos, regreso al trabajo o simplemente distanciamiento por periodos cortos como para hacer diligencias o dirigirte a algún lugar sin que puedas llevarlo contigo. Teniendo en cuenta las dudas que tienes como mamá lactante sobre cómo empezar este proceso, te contamos cómo iniciar, el momento indicado y la preparación de los elementos que debes utilizar

¿Debo prepararme antes de empezar el banco de leche?

Es importante establecer una planificación no solo para la realización del banco de leche en casa, sino en cara a la etapa de regreso al trabajo. El hecho de pensar en la posible separación ya puede ser un motivo de estrés; por esta razón, es recomendable empezar a planificar algunas cosas como:

  • Conocer la persona que cuidará de tu bebé. Los niveles de estrés del bebé (y por ende los tuyos) son menores cuando está al cuidado de una persona cercana o conocida que le demuestra cariño y afecto, como puede ser su padre, sus abuelos o algún otro familiar cercano.
  • Calcular los tiempos que estarás fuera de casa. Es decir, si solo serán unas cuantas horas o será una jornada laboral completa. Todo esto te ayudará a prever la cantidad de leche que deberás almacenar y a estar más tranquila cuando llegue el momento
  • Tener clara la fecha de regreso al trabajo. Esto te ayudará además a planificar las extracciones y tener cantidad de leche suficiente.
lactancia

¿Cuándo iniciar?

Se recomienda empezar el banco de leche hasta después del primer mes del bebé, cuando la lactancia está más establecida y la leche es más madura.

Puedes iniciar un mes antes de reincorporarte al trabajo, empezar con 1 vez al día y una vez vayas tomando el ritmo, empezar a hacerlo dos veces al día.

¿Qué debo tener para iniciar?

No existe una lista de insumos exacta, sin embargo puedes acomodarte dependiendo de tus necesidades.

Para el almacenaje de la leche puedes recurrir a varios tipos de contenedores

  • Frascos de vidrio: boca ancha para fácil lavado y tapa plástica libre de BPA.
  • Frascos de plástico duro: libres de BPA, con tapa plástica libre de BPA
  • Bolsas de plástico blando: especiales para guardar leche materna.

*Asegúrate de que estos elementos tengan un buen sellado

¿Cuál es el mejor extractor?

No existe un solo extractor que funcione perfecto, sin embargo cada mujer es diferente, algunas prefieren la extracción manual, otras el extractor mecánico y otras el eléctrico. Primero pregúntate si realmente necesitas extractor o si será mejor aprender a hacer la extracción de forma manual, esta última también es muy efectiva, higiénica y fácil de hacer.

Incluso, la OMS recomienda a todas las mujeres aprender a realizar la extracción manual.  Si en algún momento no tienen el extractor o no pueden usarlo, siempre estará su mano para extraer la leche y así evitar complicaciones como una mastitis o una obstrucción.

Tipos de extractores:

  • Mecánico
  • Eléctrico o de vacío.

Revisa el tamaño de la copa del extractor y elige el tamaño adecuado. Si es muy pequeña o muy grande podrá causarte dolor o no realizar una correcta extracción.

¡Listo! En conclusión ya tienes todo listo para empezar a hacer la extracción de leche en casa, ahora puedes empezar tu proceso y almacenar este alimento para garantizar que nunca le falte a tu bebé.

«Banco de leche en casa: Lo que debes saber y tener listo para iniciar»  ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Paula Solano Pediatra y asesora de lactancia.

DRA: PAULA SOLANO

INSTAGRAM:  @drapaulasolanopediatra

Dra. Paula Solano
Pediatra

Comparte este articulo

Te puede interesar…