Lo que debes saber sobre el consumo de agua y otras bebidas para bebés y niños

Reproducir vídeo

El consumo de agua y otras bebidas para bebés y niños

Hasta los 6 meses del bebé, la leche materna o, en su defecto, la leche de fórmula contiene todos los nutrientes que tu bebé necesita, incluida el agua.

A partir de los 6 meses cuando se inicia la alimentación complementaria, la leche materna debe seguir siendo su principal alimento, por lo que es probable que tu bebé no manifieste sed, ya que en sí misma esta leche contiene un porcentaje alto de agua. Sin embargo, es conveniente que uno vez si inicia la introducción de nuevos alimentos se empiece a ofrecer agua al bebé, con el fin de favorecer su correcta hidratación a la vez que se va implementando el hábito.

¿Cuánta agua debe tomar el bebé?

Entre los 6 a 12 meses lo que se busca es, más que nada, crear un hábito de consumo, por lo que en esta primera etapa la cantidad de agua ideal que debe tomar el bebé será mínimo. 1 o 2 onzas serán suficientes.

Se recomienda ofrecer el agua después de cada comida, en un vaso de plástico de bordes redondeados o un vaso de entrenamiento, si optas por un vaso especial para bebés, asegúrate que sea de boquilla blanda.

¿Cuánta agua deben tomar los niños?

Entre los 1 y 3 años de los niños el consumo de agua diario debería ser de, aproximadamente, 1 litro. Lo que equivale a unos 4 vasos de agua al día. En niños de 4 a 8 años se recomienda un consumo de 1.2 litros, es decir, unos 5 a 6 vasos de agua al día.

Ten en cuenta que al hablar de agua no solamente nos referimos a agua pura, el agua también se obtiene de los alimentos y otras bebidas. Algunas frutas, como la sandía, son muy ricas en agua.

Jugos o refrescos:

Los zumos de frutas no son una opción muy recomendada ni siquiera para los adultos. Al extraer el jugo de una fruta se deshecha la pulpa, que es donde se encuentra la mayor cantidad de fibra y otros nutrientes, por lo que siempre será una mejor opción ofrecer la fruta completa. Además, los jugos suelen interferir en la sensación de hambre- saciedad.

En cuanto a los jugos o refrescos industriales, pese a que muchos de ellos aseguran ser bajos en azúcar y aptos para niños, siguen siendo bebidas procesadas con ingredientes que no aportan a la nutrición de los niños, por ello se recomienda evitarlos en la mayor medida posible. Recuerda que los niños necesitan comida real.

Infusiones, café y otras bebidas

Las bebidas hechas a partir de infusiones con hierbas no se recomiendan debido a que, pese a ser naturales, algunas pueden tener efectos tóxicos. En cuanto al café, no se recomienda que niños menores de 12 años consuman cafeína, tampoco proveniente de bebidas de cola.

Recuerda

Es probable que tu bebé no quiera recibir agua, ten paciencia y sigue ofreciendo, sin forzarlo. El consumo de agua natural es uno de los hábitos que favorece el bienestar a lo largo de la vida, por lo que instaurarlo desde temprana edad es muy importante.

El consumo de agua en bebés y niños: ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de  Romina Sánchez Nutricionista

INSTAGRAM:  @nutricionistaromina

Comparte este articulo

Te puede interesar…