Anestesia epidural: Conoce sus ventajas y desventajas

Las últimas directrices de la OMS respecto a los procedimientos realizados al momento del parto, incluyen permitir a la mujer decidir y expresar su claro consentimiento respecto al tipo de métodos para aliviar el dolor, como es el suministro de la epidural. Pero para tomar una decisión consiente, es importante estar informada y conocer el alcance de este procedimiento, incluidos sus efectos inmediatos, posteriores, así como sus ventajas y desventajas:

¿Qué es la anestesia epidural?

La anestesia obstétrica o epidural es un procedimiento mediante el cual por medio de un cateter se suministra un medicamento analgésico que se aplica en la zona epidural a una mujer próxima a dar a luz con el fin de disminuir los dolores del trabajo de parto. Se debe tener en cuenta que este analgésico se aplica solamente cuando ya se haya iniciado el trabajo de parto y haya una dilatación del cuello uterino de al menos 3 cm idealmente. Al tratarse de un procedimiento médico donde pueden presentarse dificultades, es la mujer quien decide y da su consentimiento explícito firmado para que un anestesiólogo realice la aplicación.

¿Cómo se aplica?

La mujer debe estar sentada e inclinada ligeramente hacia adelante, posición que puede resultar incómoda debido a la prominencia del abdomen, sin embargo, es un procedimiento rápido. Normalmente el anestesiólogo deja un catéter en la parte donde se inyectó la aguja, esto con el fin de suministrar más dosis del medicamento en los casos donde el trabajo de parto se prolongue y con la frecuencia que el especialista determine.

Anestesia epidural: Conoce sus ventajas y desventajas
Anestesia epidural: Conoce sus ventajas y desventajas

Ventajas:

  • Disminución del dolor: Claramente su principal función es disminuir los dolores característicos del momento del parto. Para nadie es un secreto que este proceso es doloroso y el dolor de las contracciones puede llegar a ser muy fuerte, la anestesia entonces, se encarga de aplacar en cierta medida estos dolores y hacer el proceso más llevadero. Sin embargo cabe aclarar que esto también depende del umbral del dolor y el manejo del mismo de cada paciente, por eso es ella quien decide si quiere analgesia o no.
  • Relajante: Al ser un momento de tensión y ansiedad, el suministro de este medicamento puede tranquilizar a la mamá y ayudar a calmar la rigidez de los músculos generadas por el dolor. La anestesia solo actuará de la cintura hacia abajo, y aun así el movimiento de las piernas no se limita.
  • Ayuda como calmante de otro tipo de procedimientos:  para las mujeres que al momento de dar a luz se les realizan procedimientos como la episiotomía o la colocación de fórceps para ayudar a la salida del bebé, además de la anestesia especial que se aplica para este tipo de procedimientos en concreto, el analgésico epidural también puede tener un efecto y disminuir el dolor de estas prácticas.