Sexto mes del bebé: ¡Alimentación complementaria!

Sexto mes de lactancia: ¡Alimentación complementaria!

¡Primer semestre de lactancia completado! Hasta aquí ya has logrado grandes cosas y los aprendizajes que has tenido han sido increíbles, ahora puedes tomar un respiro y resolver un par de dudas que muchas mamitas tienen al completar su primer semestre de lactancia acompañadas de Gestar con amor sobre la alimentación complementaria.

¿Qué es la alimentación complementaria?

La alimentación complementaria es el paso a seguir después de la lactancia exclusiva, esta empieza desde que el bebé cumple sus primeros 6 meses hasta sus 24 meses, esto quiere decir que de ahora en adelante podrás darle otro tipo de alimentos líquidos y sólidos acompañados, claro está, de leche materna.

La alimentación complementaria le permitirá al bebé recibir otro tipo de nutrientes de forma paulatina. Lo recomendable es empezar con cereales, papillas de algunas frutas como la pera, la manzana y el plátano hasta llegar a algunas verduras.

La alimentación complementaria debe ser suficiente, es decir los alimentos deben ser proporcionados al bebé de forma adecuada y conforme a su desarrollo y crecimiento, así mismo se debe tener en cuenta la textura que tienen y la capacidad del bebé para consumirlos. ¡Establece una frecuencia para dárselos y no abandones la lactancia materna!

Es prudente que te percates de preparar y administrar los alimentos de forma segura para que se reduzca el riego de contaminación por microorganismos patógenos.

Alimentos que más causan alergias en los bebés

¿Cada cuánto se le debe dar comida al bebé?

Según la OMS, los lactantes deben empezar a recibir alimentos complementarios desde los primeros seis meses, de dos a tres veces por día hasta los 8 meses y después de esta edad entre tres o cuatro veces por día, añadiéndoles aperitivos según la demanda del bebé.

¿Qué hacer si el bebe rechaza ciertos alimentos?

Aunque no parezca, esta es una de las preguntas que con más repetitividad se les hace a los pediatras, y la respuesta radica en que el cerebro de los niños está programado para tener una predisposición a los alimentos dulces y salados, por lo cual muchos padres deben hacer a veces hasta 10 intentos para que él bebe acepte los acepte.

Lo que te recomendamos en Gestar con Amor es que no añadas por el momento ni sal ni azúcar a los alimentos con el fin de empezar esta nueva etapa de forma pausada y no con sabores fuertes. 

¡Felicidades! Haz completado tu primer semestre y ahora vamos por más.

Esta información «Lactancia materna: ¿Suficiente leche o no?» ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Paula Solano Pediatra y asesora de lactancia.

DRA: PAULA SOLANO

INSTAGRAM:  @drapaulasolanopediatra

Dra. Paula Solano
Médico pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Te puede interesar…