El plan de parto: qué es y cómo hacerlo

Reproducir vídeo

Una parte fundamental de la etapa del embarazo incluye una preparación consciente para lo que será el nacimiento del bebé. El primer paso que toda mamá y papá deberían tener en cuenta para esta preparación es informarse a fondo sobre todo lo que abarca este momento, desde el inicio del mismo, hasta la salida del hospital.

Entidades como La OMS y los ministerios de salud de cada país, son las encargadas de establecer directrices en cuanto a los derechos de la mamá durante la labor de parto, así como las recomendaciones y deberes del personal de la salud.

Qué es el plan de parto y a quién entregarlo

Es un documento en el cual la mujer embarazada expresa de manera escrita sus deseos, preferencias y expectativas en cuanto a su labor de parto.  Deja constancia de su aprobación o negativa en cuanto a ciertas intervenciones o procedimientos que se realicen en el lugar donde se desarrolle la labor de parto, por el personal capacitado para atender el mismo.

Una vez elaborado podrás llevar tu plan de parto a la oficina de atención al cliente en de la clínica u hospital donde dará lugar el nacimiento de tu bebé y solicitar su radicación, es decir, tu plan de parto debe será recibido y deben comprometerse a dar respuesta, así llegarás a tu parto con este documento ya aprobado.

plande-parto

También puedes llevarlo el día de tu parto junto con los documentos necesarios; copia de tu documento de identidad, copia del documento de identidad de tu acompañante, y los exámenes y registros de los controles que se hayan realizado durante tu embarazo. El personal de la institución está en el deber de anexar tu plan de parto a tu historia clínica. Estos documentos deben ser revisados por el personal de cada turno, en caso de que haya cambio del mismo mientras te encuentres siendo atendida en la clínica u hospital.

Tu plan de parto no es un consentimiento irrevocable, puedes cambiar tus preferencias en el momento mismo del parto y esto no debe suponer ningún inconveniente.

vitaminas

Validez del plan de parto

Este es un documento con valor de consentimiento informado. Está avalado por el Ministerio de Salud, en el caso de la República de Colombia, y la máxima autoridad de la salud a nivel internacional, La OMS. Por tal motivo, tu plan de parto debe ser tenido en cuenta por el personal médico y no puede ser rechazado.

Es importante recalcar que, independientemente de si se prevé un parto natural, o se encuentra indicada una cesárea, el plan de parto cuenta con validez y debe ser tenido en cuenta y respetado por el personal de salud encargado de atender tu parto.

Para tomar una decisión informada, el personal de salud está en la obligación de informarte sobre los beneficios y riesgos de cada práctica en términos que sean accesibles y de fácil entendimiento. Así podrás expresar tu postura y decisiones frente a cada intervención y procedimiento.

Cómo elaborar un plan de parto

  1. Busca información por diversos canales.

Infórmate en libros, internet, busca testimonios de mujeres que hayan pasado por esta experiencia previamente, consulta a profesionales capacitados para resolver tus dudas, consulta páginas donde se establecen los derechos y lineamientos de las instituciones de la salud para un parto respetado.

  1. Consulta sobre protocolos de la clínica u hospital donde tendrás a tu bebé.

Teniendo en cuenta las medidas sanitarias implementadas por la pandemia de Covid-19, estos protocolos pueden varias, infórmate con anterioridad sobre estos lineamientos.

  1. Algunas de las preferencias, deseos, aprobaciones o negativas que es aconsejable que incluyas en tu plan de parto, son las siguientes:

Tu deseo de ser acompañada durante tu labor de parto y nombre de tu acompañante.

Especificar si deseas o no la aplicación de oxitocina para inducir el parto o acelerar las contracciones y la analgesia epidural como estrategia para alivio del dolor.

Escribir tus preferencias en cuanto a la frecuencia de los tactos vaginales, si deseas que se haga la rotura de la bolsa amniótica de manera manual, si deseas que los pujos espontáneos o inducidos, la postura que deseas para el momento del pujo y si deseas monitorio fetal continuo o intermitente.

También es conveniente que especifiques si deseas que se realicen intervenciones como la maniobra de Hamilton, la maniobra de Kristeller, si conscientes la realización de una episiotomía o que se lleve a cabo un parto instrumentado con fórceps o ventosa.

Es aconsejable que, en caso de que preveas un parto natural, contemples también la posible realización de una cesárea de emergencia y tus deseos frente a esta intervención.

En cuanto a los segundos posteriores al nacimiento de tu bebé, es ideal que especifiques tu deseo de mantener contacto piel a piel desde el primer momento, pinzamiento tardío del cordón umbilical, inicio temprano de la lactancia, separación del bebé para atención neonatal y todo lo relacionado a tus preferencias en cuanto al entorno, temperatura del ambiente, luz, ruido, etc.

En Gestar con Amor te compartimos una guía para la elaboración de tu plan de parto. Puedes descargarla y ajustar la información según tus preferencias, así como añadir información que consideres necesaria.

Esta información El plan de parto: qué es y cómo hacerlo ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Alejandra Galofre Ginecóloga Obstetra

DRA: ALEJANDRA GALOFRE

INSTAGRAM:  @ginecoalegalofre

galofre
Dra. Alejandra Galofre
Ginecóloga obstetra

Comparte este articulo

Te puede interesar…