Lactancia materna con pezones planos o invertidos

Una preocupación frecuente entre las mujeres que tienen pezones planos o invertidos es el hecho de si esto será un impedimento para la lactancia materna. Pero nada más alejado de la realidad, ni el tamaño de los pechos y la forma o características del pezón determinan el éxito de la lactancia.

Debes saber que todos los pezones son diferentes y válidos. Cuando se presenta el caso del pezón invertido tanto la mamá, la familia, como del personal de salud, se ven enfrentados a barreras mentales donde erróneamente se afirma que «no se va a poder lactar al bebé por tener pezón invertido» o incluso de forma temprana se hacen intervenciones, la mayoría de veces innecesarias, como el uso de pezonera o la recomendación de lactancia diferida (extraer leche y darla en tetero), porque ese pezón “impide la lactancia”.

Para entender por qué las características del pezón lo interfieren en la lactancia, es importante entender cómo es un adecuado agarre del bebé al pecho durante la lactancia

Agarre del bebé al pecho:

Se cree erróneamente que el bebé debe agarrase del pezón de la mamá para hacer la succión y estimular así la salida y flujo de la leche. De hecho, la boca del bebé debería abarcar gran parte de la areola de la madre, no únicamente el pezón, entre más abierta esté la boquita del bebé succionando el seno de la mamá, más efectiva será la técnica.

Cuando el bebé se agarra o hala del pezón se pueden producir heridas, grietas y esto puede ser muy doloroso para la mamá, por lo tanto, el pezón debería quedar totalmente introducido en la boca del bebé, apuntando a su paladar. Independientemente de que el pezón sea invertido o no, el flujo de la leche no lo determina esto, sino la correcta estimulación de la succión del bebé al seno.

Uso de pezoneras:

El uso de estos implementos se ha incrementado en los últimos años y muchas mujeres, incluso desde el embarazo, se predisponen a la lactancia creyendo que es necesario su uso para poder amamantar correctamente.  

Las pezoneras son también muy utilizadas cuando no se logra el correcto agarre al pecho una vez se inicia la lactancia en mujeres con pezones «regulares».

Lactancia materna con pezones planos o invertidos

Efectos adversos:

Aunque es un tema de debate, en general de desaconseja el uso de estos implementos. En primer lugar, porque no es necesario que el seno tenga la forma del pezón para lograr un buen agarre al pecho, como se explicó antes, esto no es requisito para lograr una buena succión. Así mismo, se ha demostrado que las pezoneras causan el síndrome de confusión de pezón, lo cual consiste en que el bebé se adapta de tal forma a estos implementos, que después será difícil lograr que acepte el seno sin tener una pezonera puesta.

Lactancia materna con pezones planos o invertidos

Lactancia diferida y biberones:

Así como las pezoneras, cuando existe desinformación o falta de apoyo a la mamá, se opta por recurrir a la lactancia diferida, extraer la leche y brindarla la bebé a través de otros métodos como los biberones. Esta practica tampoco es recomendada. Así como las pezoneras, los biberones puedes confundir al bebé y este puede rechazar el seno de la mamá, además, el mejor estímulo para mantener la producción de leche será la succión directamente al pecho.

¿Preparación desde el embarazo?

En años anteriores se creía que la mamá en embarazo con pezones invertidos debía practicar algunos masajes o estímulos a los pezones con el fin de «sacarlos» y no tener complicaciones con la lactancia.

Hoy se sabe que esto no solo es necesario, sino que no es efectivo. Puede llegar a ser doloroso y predisponer a la mamá a querer iniciar la lactancia una vez nazca el bebé.

El mejor método de preparación es buscar información, tanta como sea posible, para que en la primera hora después del parto se inicie de forma temprana la lactancia materna, y ese primer agarre y succión del bebé al pecho sea de reconocimiento y empiece a forjar el fuerte vínculo el cual es muy importante para garantizar un proceso exitoso a lo largo de toda la etapa de lactancia materna.

Consejos:

  • Infórmate desde el embarazo. Si tienes pezones planos o invertidos, consulta a profesionales que te expliquen cómo hacer un correcto agarre y cómo iniciar la lactancia de manera efectiva.
  • Confía en ti misma. La lactancia es un proceso natural, derriba esas limitaciones mentales, todas las mujeres están en capacidad de lactar a sus bebés.
  • Ten en cuenta que tú y tu bebé son un binomio único. Todos los pezones son diferentes, el tamaño de los senos varía de una mujer a otra y todos los bebés tendrán preferencias o cualidades distintas. Esto no determina ni la capacidad de producción de leche ni que tan exitosa será tu experiencia de lactancia.
  • Evita al máximo el uso de implementos innecesarios. La lactancia materna es instintiva, todas las mujeres están en capacidad de alimentar a su bebé. Si bien puede parecer que estos implementos facilitan el proceso, pueden generar dependencia y tener efectos secundarios no deseados. Por ejemplo, las pezoneras pueden provocar más gases en el bebé.

Por último, ¡mucha determinación! Busca apoyo profesional y no dejes de intentarlo. Las únicas barreras son más mentales, derribémoslas y apoyemos la lactancia.

Lactancia materna con pezones planos o invertidos: causas y cómo tratarla» ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de nuestra embajadora Dra. Natalia Páez Pediatra – asesora de lactancia y BLW-BLISS.

DRA. NATALIA PÁEZ

INSTAGRAM:  @pediatra_y_mama

Dra. Natalia Páez
Pediatra
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar…