LA COSTRA LÁCTEA DEL BEBÉ

La gran mayoría de bebés, durante sus primeros días de vida, suelen presentar escamas con textura grasienta de color blanco o amarillo adheridas a su cuero cabelludo. Esto es conocido comúnmente como costra láctea pero su nombre médico es dermatitis seborreica. Aunque la primera área donde se suele presentar es en la cabeza del bebé, puede extenderse por otras zonas del cuerpo, como la cara, la zona del pañal, las axilas, detrás de las orejas y entre las hendiduras y pliegues de la piel.

Se cree que su causa tiene origen en el vientre de la mamá, cuando, debido a los cambios hormonales sufridos en el embrazado, se estimulan las glándulas sebáceas del niño causando una excesiva producción de grasa.

La dermatitis seborreica no se debe confundir con el eczema o dermatitis atópica, aunque los síntomas son parecidos, esta última afectación de la piel suele ser mucho más irritante causando excesiva resequedad y picazón.

Cómo tratar la costra láctea:

En la mayoría de los casos, irá desapareciendo por sí sola con el paso de las semanas o algunos meses. Si el bebé no presenta infección en la zona, se puede disminuir el aspecto de las escamas en la cabeza con:

  • Aceites naturales o vaselina:

Un poco de aceite de oliva o aceite de almendras puede hidratar y aflojar las escamas. Se aconseja masajear la zona para estimular la circulación y dejar actuar el aceite por algunas horas.

  • Baño con shampoo:

No es recomendado bañar al bebé diariamente debido a que el agua puede causar mayor resequedad. Un baño tres o cuatro veces a la semana con shampoo especial para bebés puede ayudar a mejorar la apariencia de la zona.

  • Lociones o cremas medicadas:

En el mercado existen algunos productos específicos para tratar la costra láctea, lo ideal es consultar al especialista para que haga un diagnóstico e indique el tipo de producto adecuado para tratar el área y de paso verificar que no se trate de una afectación mayor de la piel.

la costra lactea del bebé

El caso de que la dermatitis seborreica se presente en otras zonas de la piel, se puede aplicar una crema neutra, especial para bebés o el mismo aceite natural aplicado en la cabeza con el fin de mantener hidratada la piel.

Cuando consultar al especialista:

Algunas veces, cuando la dermatitis seborreica afecta otras zonas de la piel, se pueden infectar y causar enrojecimiento excesivo, la zona se puede sentir caliente, causar picor e incluso generar erupciones en la piel. Esto indica que se ha provocado una infección por hongos. Ante lo cual, es necesario consultar al pediatra para que realice un diagnóstico y recete los medicamentos tópicos ideales para mejorar y recuperar las áreas de la piel afectada.

Esta información ha sido elaborada bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Paula Soalno Pediatra, asesora de lactancia y BLW-BLISS.

DRA. NATALIA PÁEZ

INSTAGRAM:  @drapaulasolanopediatra

Dra. Paula Solano
Médico Pediatra

Comparte este articulo

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Te puede interesar…