Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Síguenos en nuestras redes

Brotes de crecimiento durante la lactancia materna

Brotes de crecimiento durante la lactancia materna, qué son y cómo saber que tu bebé pasa por uno

Una de las reglas básicas, pero más importantes de la lactancia, es alimentar al bebé a libre demanda. Esta es la mejor forma de garantizar que la producción de leche sea suficiente y que el bebé reciba la cantidad de alimento que necesita, pues él mismo regula la cantidad y el tiempo.

Sin embargo, hay algunas etapas donde el bebé parece insatisfecho con la lactancia, e incluso se muestra irritable e incómodo. Esto puede resultar angustiante para mamá, y causar algo de confusión al pensar «si le alimento a libre demanda, ¿por qué no es suficiente para mi bebé?

La respuesta más probable es que el bebé está atravesando por una crisis de crecimiento.

Qué son los brotes de crecimiento o crisis de la lactancia

Todos los bebés pasan por periodos de mayor crecimiento, es decir, aumento significativo de talla y peso. Cuando esto sucede el bebé demanda más alimento, pues sus necesidades han aumentado.

Como la producción de leche se regula mediante la demanda, tu bebé necesita estimular constantemente para hacer que aumente la cantidad de alimento que necesita.

Regular la producción de leche y adaptar la cantidad a sus necesidades, no ocurre mágicamente, le tomará algunos días sintonizar la producción de acuerdo a sus necesidades.

Señales de que tu bebé pasa por un brote de crecimiento

Si identificas estas señales en tu bebé, es posible que esté atravesando un brote de crecimiento:

Parece no estar satisfecho con la lactancia, se muestra irritable, sus patrones de sueño cambian y llora con más frecuencia.

Es posible que notes que «pelea» con el seno, lo golpea o parece enojado. Puede incluso rechazarlo por algunas horas y en otros momentos querer estar todo el tiempo pegado o mamando cada 30 minutos.

Muchos bebés se ponen muy nerviosos, arquean la espalda, tiran del pezón y tensan las piernas.

Consejos

Estos periodos son normales y transitorios, pero también resultan extenuantes y agotadores. La clave es seguir ofreciendo el pecho a libre demanda, todas las veces que el bebé quiera, por el tiempo que lo desee.

Ten mucha paciencia, en unos días, cuando tu bebé haya logrado adaptar la producción a sus requerimientos, el ritmo de la lactancia normalizará.

“BROTES DE CRECIMIENTO DURANTE LA LACTANCIA MATERNA”  ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de la Doctora Paula Solano Pediatra y asesora de lactancia.

DRA: PAULA SOLANO

INSTAGRAM:  @drapaulasolanopediatra

Dra. Paula Solano
Pediatra

Comparte este articulo

Te puede interesar…