Los cólicos del lactante

Reproducir vídeo

Si en sus cuatro primeros meses de vida tu bebé presenta episodios de llanto inconsolable puede que esté sufriendo de cólicos del lactante. Se cree que este malestar afecta a tres de cada diez bebés, se presenta aproximadamente entre la tercera y sexta semana después de su nacimiento y puede continuar hasta el tercer o cuarto mes de edad; si el llanto e irritabilidad persisten más de este tiempo, posiblemente no se trate de cólicos sino de otra afectación.

Porqué le dan cólicos al bebé

Aunque no se han esclarecido concretamente las causas, especialistas creen que los cólicos se presentan principalmente porque el sistema digestivo del bebé aún es inmaduro, lo cual dificulta el proceso de digestión y metabolización de los alimentos.

Es importante aclarar que la principal señal de que el bebé sufre de cólicos es el llanto inconsolable. Si el bebé no se calma con el pecho, no puede dormir, no se consuela con ninguna estrategia, tiene entre 0 y 4 meses de edad y no presenta ningún síntoma adicional, es probable que esté sufriendo de cólicos.

Cómo aliviar los cólicos

Estas molestias digestivas suelen desaparecer por sí solas cuando el bebé va madurando sus órganos. Sin embargo, los cólicos pueden llegar a ser muy molestos para el bebé, por lo que puedes aplicar estos consejos para disminuir estas molestias:

  • Saca los gases después de las tomas

Es importante que verifiques que el bebé tenga un buen agarre al pecho, esto ayuda a que trague menos aire y no acumule gases en su barriguita.

Después de las tomas de leche, pon al bebé en una posición cómoda, apoyándolo sobre tu hombro o sentándolo sobre tus piernas (siempre sosteniendo su cabeza). Puedes ayudarlo con golpecitos muy suaves en su espalda o haciendo movimientos en forma circular.

  • Mece al bebé y paséalo por la casa:

Prueba diferentes posturas y camina con él en tus brazos. Esta técnica puede ayudar mientras pasan los episodios de cólicos, le brinda distracción y tranquilidad.

  • Masajes y estimulación:

Puedes aplicar un aceite natural en su barriguita y hacer suaves masajes con tus dedos haciendo círculos en dirección a las manecillas del reloj.

Otra técnica que puede resultar efectiva es acostar al bebé boca arriba, tomar sus piernitas e imitar suavemente el movimiento de una bicicleta.

No administres medicamentos sin prescripción médica ni ofrezcas agua ni ningún tipo de alimentos. Recuerda que el único alimento en sus primeros 6 meses debe ser la leche materna o leche de fórmula.

Signos de alarma:

Si el bebé presenta fiebre, alteración en la textura, frecuencia u olor de las deposiciones, o el llanto viene acompañado de otros síntomas como vómito, ha dejado de orinar o tiene sangre en sus deposiciones, se debe consultar de inmediato al especialista.

Los cólicos del lactante: causas y cómo tratarla» ha sido elaborado bajo las respectivas recomendaciones de nuestra embajadora Dra. Natalia Páez Pediatra – asesora de lactancia y BLW-BLISS.

DRA. NATALIA PÁEZ

INSTAGRAM:  @pediatra_y_mama

natalia
Dra. Natalia Páez
Pediatra
Share on facebook