Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Síguenos en nuestras redes

Brotes de crecimiento: consejos para sobrellevar la crisis de la lactancia

Si tu bebé pasa por un momento en el cual parece no estar satisfecho con la lactancia, probablemente esté atravesando un brote de crecimiento. Aunque puede ser frustrante para ti, es un paso completamente natural en el desarrollo del bebé, pues es un indicador de que está creciendo y, por lo tanto, demanda más alimento.

Algunas señales de que tu bebé atraviesa un brote de crecimiento:

• Presenta irritabilidad
• Duerme menos
• Llora más
• «Pelea» con el seno, la golpea o parece enojado
• Rechaza el pecho por algunas horas
• Quiere estar todo el tiempo prendido al seno

Causas:

Todos los bebés pasan por etapas de mayor crecimiento físico o algún hito del desarrollo, es en este momento cuando el bebé necesita regular la producción de leche y adaptar la cantidad a sus necesidades, pero esto no ocurre mágicamente, le tomará algunos días sintonizar la producción de acuerdo a su demanda.
Un consenso general de expertos indica que los principales brotes de crecimiento se dan en las siguientes edades:
• a las 2 o 3 semanas de vida
• a las 4 semanas
• a los 3 meses
• a los 8 meses
• al año
• a los 2 años

Bebés alimentados con leche de fórmula:

En los bebés alimentados con leches artificiales este comportamiento no es tan notorio. El pecho de mamá, en los brotes de crecimiento, representa una «salida» para afrontar esta etapa. El bebé querrá permanecer en brazos, recibir atención y sentir el contacto de mamá, cuando la leche se ofrece a través de otros métodos, es importante atender a las señales y no olvidar que la su alimentación siempre debe ser a libre demanda.

Consejos:

1. Descarta el mito de que el bebé se va a malcriar o «mal acostumbrar» a los brazos o el seno. Entre más tiempo en contacto con el bebé, mejor. El porteo ergonómico puede ser muy útil y efectivo.
2. Entiende que es un proceso y debe suceder. Pueden ser días difíciles que trae inseguridades sobre tu capacidad de producción de leche. Creencias como que tu leche ha disminuido y ya no es suficiente para tu bebé, solo te llevarán a hacer un destete precoz, ten paciencia y afronta esta etapa con determinación.
3. Busca apoyo y asesoría. Si puedes consultar a un profesional o asesor en lactancia materna, no dudes en hacerlo. Los brotes de crecimiento pueden ser difíciles, pero con el apoyo adecuado se superan más fácilmente.

Te puede interesar…