Síguenos en nuestras redes

alimentacion

Consejos importantes para el inicio de la alimentación complementaria

Organizaciones alrededor del mundo hacen especial énfasis en mantener la leche materna como alimento exclusivo en los primeros 6 meses del bebé. A partir de esta edad se presentan nuevas brechas nutricionales que deben ser satisfechas a través del suministro de otros alimentos.

Recuerda que la leche materna sigue siendo su principal alimento hasta su primer año, lo que quiere decir que los 6 a 12 meses de tu bebé serán una etapa de exploración e incorporación de alimentos. Existen varios métodos para dar inicio a la alimentación complementaria, elige el que mejor se adapte a las características, gustos y necesidades de tu bebé.

Independientemente del método que practiques, ten en cuenta estas recomendaciones:

• Espera hasta sus 6 meses.

No te apresures en ofrecer alimentos antes de esta edad. Confía en la leche materna como el alimento más completo para su nutrición. A partir de los 6 meses, tu bebé ya sostiene su cabeza por sí solo, se sienta con o sin ayuda y ha alcanzado un desarrollo motor más avanzado, que le permite iniciar esta etapa de manera segura.

• No añadas azúcar, sal ni miel a las comidas.

Antes de su primer año estos ingredientes no deben ser parte de su alimentación. Incluso, algunas recomendaciones indican que se debería esperar hasta los 18 meses o 2 años del bebé para ofrecerlos. Estos ingredientes no son una necesidad y, por el contrario, pueden generar dependencia y predisponer al niño a enfermedades como diabetes u obesidad en su infancia, por lo que entre más postergues su introducción, mejor.

• Si optas por el método tradicional

Puedes ofrecer papillas de frutas, pero no se recomiendan los licuados ya que estas comidas, además de no suponer un gran aporte de nutrientes, no ayudan a familiarizar al bebé con la presentación real de los alimentos.

• Si has iniciado con papillas

Introduce paulatinamente alimentos sólidos, no temas por el riesgo de atragantamiento, siempre que la presentación sea adecuada y el bebé esté vigilado, es seguro ofrecer sólidos.

• Si optas por el método BLW

ofrece los alimentos en porciones pequeñas, cortados al tamaño de un dedo índice. Frutas, verduras, carnes, todos los alimentos son aptos para iniciar. Recuerda que lo ideal es que el bebé los agarre con su mano y los lleve a su boca.

  • Hay algunos alimentos potencialmente alergénicos como el huevo, o aquellos que contienen gluten (trigo, pan, avena, pasta) para introducir estos alimentos se recomienda ofrecerlos durante 3 o 5 días y evaluar la reacción a su consumo. Pero es importante que no postergues su introducción, pues se ha comprobado a esto, contrario a prevenir alergia, aumenta el riesgo de que se presente una.
  • Implementa una alimentación balanceada. Es normal que tu bebé muestre preferencia por algunos alimentos y rechace otros, pero es fundamental que ofrezcas comidas variadas, incluyendo carnes, granos, frutas, vegetales, tubérculos, etc. Esto garantizará que no haya deficiencia de ningún nutriente.

Te puede interesar…