Síguenos en nuestras redes

Consejos para limpiar la colita y genitales de los niños varones

La colita y genitales de los bebés, al ser zonas permanentemente expuestas a sustancias irritantes como la orina y el popó, necesitan cuidados especiales para evitar infecciones o irritaciones, estos cuidados deben ser específicos en el caso de las niñas y los niños.

Si tienes un bebé varón en casa, hay algunas cosas que debes saber sobre el cuidado del pene.

Los niños nacen con el prepucio pegado al glande

La piel que cubre la cabeza del pene (glande) la cual es retráctil en los adultos, en los niños presenta una adherencia al glande, esto se conoce como fimosis y es completamente natural, no significa que algo ande mal con su fisiología. Normalmente, el despegamiento del prepucio con el glande sucede progresivamente con el desarrollo del niño y no necesita ningún tipo de ayuda o intervención.

Según la Asociación Española de Pediatría, en general, a los 4 años el 80% de los niños pueden retraer el prepucio sin problemas. Aquellos que a esta edad no lo han conseguido totalmente, lo harán en los siguientes años, de tal forma que a los 16 años solo un 1% que no lo logra hacer. Al ser un proceso espontáneo, mamá y papá no deben forzarlo a través prácticas inadecuadas.

Limpieza de la colita y los geniales del bebé, paso a paso:

  1. Utiliza una gasa o algodón humedecido en agua, o pañitos húmedos sin alcohol.
  2. Moviliza el pene y los testículos hacia arriba y limpia bien toda la zona, escroto, glúteos y muslos.
  3. Levanta las piernas para limpiar el ano y alrededor. No olvides limpiar muy bien esta zona, es muy vulnerable a infecciones.
  4. No empujes forzadamente el prepucio, Intenta retraerlo muy suavemente únicamente para permitir la correcta limpieza del glande, no para favorecer su desprendimiento. Es decir, no bajes la piel más allá de lo que fisiológicamente se permite. Limpia la punta del pene asegurándote de que no queden restos de orina y popó.
  5. En caso de que haya restos de popó difíciles de eliminar, limpia con agua y jabón syndet la colita y el pene y seca suave con toquecitos.
  6. Aplica una crema antipañalitis y pon un pañal suave, absorbente y flexible.

Lo que NO debes hacer

Anteriormente se recomendaba a los padres hacer «ejercicios» en esta zona para ir despegando el prepucio del glande. Hoy se sabe que esta práctica no solo no es necesaria, sino que puede ser riesgosa para el bienestar del niño.

Consejos:

  • Recuerda que la fimosis es absolutamente normal en bebés y va desapareciendo conforme tu niño se desarrolla.
  • NO insertes nada, como copitos de algodón, para limpiar por debajo de la piel.
  • Verifica que el orificio por donde orina tu bebé esté completamente despejado y pueda orinar sin ningún inconveniente.
  • Enseña a tu hijo a practicar una buena higiene en el pene desde sus primeros años.

Comparte este artículo

Te puede interesar…