fbpx

Síguenos en redes

Masaje Shantala para tu bebé. Estos son sus beneficios y el paso a paso

Los masajes para bebés son una técnica poderosa para fortalecer el vínculo mamá e hijo y favorecer el desarrollo del niño. El masaje Shantala, en concreto, es una técnica terapéutica de origen hindú que se extendió por el mundo a partir de los años 50 y se ha convertido en una de las prácticas favoritas de mamá y papá para pasar un momento relajante con su bebé, además, tiene muchos beneficios:

  • Favorece el vínculo y el apego con el bebé.
  • Transmite seguridad, confianza y amor.
  • Propicia un sueño tranquilo en el bebé.
  • Ayuda a calmar síntomas como cólicos o molestias digestivas.
  • Favorece su desarrollo a través de la estimulación y el contacto.

Antes de iniciar

  • Elige un aceite natural o una crema especial para bebé.
  • Garantiza un entorno tranquilo y silencioso.
  • Pon a tu bebé sobre su espalda en una superficie firme.
  • Ubícate de frente a tu bebé y mantén contacto visual durante todo el masaje.
  • Puedes hablar suavemente o cantar una canción de cuna durante el masaje.

¿A partir de cuándo?

Puedes practicarlo a tu bebé desde recién nacido. Pero recuerda, el bebé manda. Si parece incómodo o molesto, detente e inténtalo en otra oportunidad.

Paso a paso para hacer el masaje Shantala a tu bebé

  1. Inicia por el pecho: pon ambas manos una junto a la otra sobre su pecho y deslízalas suavemente hacia afuera, como abriendo un libro.
  2. Brazos: Sostén su brazo apoyándolo sobre tu mano, con tu otra mano realiza movimientos descendentes, suave y lento. Cuando llegues a la mano, masajea suavemente la palma y luego dedo por dedo muy tranquilamente. Luego toma el otro brazo y haz lo mismo.
  3. Barriguita: Con una mano haz círculos sobre su barriguita en dirección a las manecillas del reloj, ejerciendo presión suave. Si tu bebé tiene gases o cólicos, esto le ayudará.
  4. Piernas: Al igual que con los brazos, toma su piernita apoyándola sobre su tu mano y realiza masajes descendentes desde el muslo hasta los tobillos, asegúrate de deslizar la mano tanto en la parte de externa de la pierna, como por la parte interna. Al llegar a sus pies, masajea suavemente las palmas y acaricia dedito por dedito del pie, muy delicadamente.
  5. Espalda: pon a tu bebé boca abajo y desliza suavemente tus manos desde su cuello hasta el final de su espalda. Algunos bebés no disfrutan esta posición, en ese caso, no lo fuerces y omite este paso.
  6. Cabeza y carita: utiliza las huellas de tus dedos para hacer un suave recorrido desde la frente hacia las mejillas, pasa por su nariz, mentoncito y no olvides las orejas.

Comparte este artículo

Te puede interesar…