Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Síguenos en nuestras redes

Causas, Síntomas y Soluciones Durante el Primer Año del bebé.

El comportamiento intestinal y los cambios digestivos del bebé son una preocupación común para muchos padres de bebés, especialmente durante el primer año de vida. Si bien es normal que los patrones de evacuación varíen, el estreñimiento persistente puede ser motivo de preocupación, sin embargo, primero es necesario detectar si de verdad se trata de estreñimiento, ya que algunas veces se suelen confundir algunas manifestaciones digestivas naturales, con el estreñimiento real. En este artículo, aprenderemos sobre diferentes síntomas digestivos y explicaremos las causas, síntomas y soluciones para el estreñimiento en los bebés, para esto, es necesario abordarlo por etapas o meses de edad.

Bebés alimentados con lactancia materna exclusiva

Mi bebé recién nacido no hace popó

Empecemos entendiendo la etapa del recién nacido como ese lapso entre el día 1 y el día 30 después del nacimiento. Ahora bien, ¿qué es normal a esta edad?: se recomienda que el único alimento que consuma el bebé desde los cero a los 6 meses sea exclusivamente leche materna, si esta premisa se cumple y el bebé, al menos durante su primer mes de nacido, es alimentado únicamente con leche materna, no sufrirá de estreñimiento. Muchos padres se preocupan porque a esta edad el bebé no ensucia los pañales que “se esperaría”, sin embargo, esto se debe a que la leche materna es tan rica en nutrientes, que es absorbida casi en su totalidad por el organismo del bebé, provocando así una muy poca cantidad de desechos sólidos. Sin embargo, es importante tener dos cosas en cuenta:

  • Si bien es normal que el bebé pase varios días sin hacer popó, no es normal que el bebé no orine con regularidad, de hecho, este es un signo de alarma ante el cuál se debe consultar a un especialista.
  • Es importante que en las consultar con el pediatra el bebé esté cumpliendo con el peso y la curva de crecimiento esperada de acuerdo a sus semanas de edad.

Bebés entre 1 y 6 meses: mi bebé llora, tiene gases y puja, ¿es estreñimiento?

Como se menciona en el caso de los bebés recién nacidos, un bebé que es alimentado exclusivamente con leche materna, no sufre de estreñimiento. No obstante, hay algunos síntomas típicos de esta edad, que suelen preocupar y confundir a los padres, quienes piensan que se trata de dificultades del bebé para hacer popó.

Especialmente entre los 2 y 4 meses del bebé, se empiezan a presentar manifestaciones como: reflujo (expulsión de pequeñas cantidades de alimento por la boca), gases; irritabilidad y llanto, el cual se asocia a los cólicos del lactante; pujo, es decir que el bebé parece hacer fuerza, se pone rojo y se queja. Si bien parece que todo esto significaría dificultad por parte del bebé para evacuar, lo cierto es que se trata de manifestaciones normales durante esta etapa, que se presentan debido a la inmadurez del sistema digestivo del bebé, si bien resultan molestos y difíciles de lidiar, en bebés alimentados con leche materna exclusivamente, no indican estreñimiento. Estas molestias suelen desaparecer a medida que el bebé crece.

Algunos padres suelen confundir estos síntomas en bebés con APLV o alergia a la proteína de leche de vaca, sin embargo, este tipo de alergia es poco frecuente y generalmente viene acompañado de síntomas adicionales como vómito, diarrea, tos, entre otros. Si se sospecha de esta alergia, es necesario acudir a un especialista pediatra o alergólogo para un diagnóstico fiable.

Ten en cuenta que es necesario consultar al pediatra si el bebé no hace al menos una o dos deposiciones en el lapso de una semana.

Bebés alimentados con lactancia mixta o leche de fórmula

En el caso de los bebés que reciben leche materna y/o leche de fórmula durante los primeros 6 meses de vida, se espera que haga popó con más frecuencia, ya que un alimento procesado, como lo es la leche de fórmula, naturalmente genera más desechos sólidos. Además, en estos casos también se debe considerar que el tipo de leche artificial elegida puede tener reacciones diversas en los bebés, ya que sus componentes pueden sentar bien o no de acuerdo a la tolerancia digestiva del bebé.

Por esto se recomienda que, en caso de que se decida complementar la alimentación del bebé con una leche de fórmula, esta sea recetada por el pediatra o especialista de cabecera, quien además estará evaluando de manera periódica las reacciones del bebé a este alimento. Ahora bien, ¿cómo saber si un bebé alimentado con leche de fórmula, de forma complementaria o exclusiva, sufre de estreñimiento? recordemos que los síntomas como cólicos y pujo se pueden presentar en bebés durante los primeros 6 meses de edad independientemente del tipo de alimentación, ya que estos son causados principalmente por la poca madurez de sus órganos digestivos, sin embargo, es más probable que bebés alimentados con leche de fórmula presenten más molestias debido a los componentes procesados y más difíciles de digerir para el intestino del bebé, que lo que sería la leche materna. Podemos hablar de estreñimiento en bebés en esta etapa si se presentan los siguientes síntomas:

  • El bebé no hace popó en el lapso de 3 días o más.
  • Al hacer popó sus heces son duras.

En estos casos es necesario consultar con el pediatra, ya que está completamente desaconsejado automedicar al bebé, así como ofrecer comidas o líquidos alternos, incluso agua, para intentar aliviar el estreñimiento.

Estreñimiento en bebés de 6 meses en adelante o en etapa de alimentación complementaria

Una vez el bebé cumple los 6 meses se recomienda iniciar la etapa de introducción de sólidos o alimentación complementaria. Esto quiere decir que se debe continuar con la lactancia materna, mixta o leche de fórmula, ya que la leche seguirá siendo su principal alimento hasta el primer año de edad, sin embargo, es necesario complementar la alimentación del bebé con nutrientes adicionales a partir de otros alimentos como frutas, verduras, legumbres, vegetales, proteínas, grasas saludables, entre otros.

A esta edad es más común que se presenten síntomas de estreñimiento. Naturalmente, el intestino del bebé venía acostumbrado a procesar uno alimento muy específico, como lo es la leche, además de ser un alimento líquido, lo cual puede provocar que en esta etapa de adaptación a otras comidas, se presente un dificultad mayor para procesar y digerir los alimentos. Para identificar el estreñimiento en esta etapa, es necesario estar atentos a estas señales:

  • Heces duras y/o secas
  • Dolor al hacer popó
  • Menos de 3 deposiciones a la semana
  • Sangre en las deposiciones

Para ayudar al bebé a aliviar estos síntomas es necesario garantizar una ingesta adecuada de agua y de fibra:

  • En cuanto a los líquidos, se recomienda incorporar el agua en pequeñas cantidades una vez el bebé inicia la alimentación complementaria, sin embargo, recordemos que la leche materna sigue siendo el principal alimento del bebé y esta está compuesta en un 80% de agua, por lo que es probable que si toma la suficiente, se cumpla la cantidad requerida de líquidos hidratantes.
  • Es importante iniciar con alimentos fáciles de diferir, que sean blandos y que contengan una cantidad de fibra importante, la frutas y las verduras son ideales para esta etapa. En general todas son aptas si se brindan en una presentación segura para el bebé.

Otras recomendaciones para aliviar el estreñimiento en bebés

  • ¡Los bebés también necesitan actividad física! Tener rutinas de juego de acuerdo a su edad es importante para generar buenos hábitos y apoyar su bienestar.
  • No brindes jugos, infusiones u otro tipo de líquidos diferentes a la leche materna o fórmula durante los primeros 6 meses. Después de esta edad ofrece únicamente agua, para complementar su hidratación.
  • Evita brindar alimentos ultraprocesados al bebé, como harinas refinadas, dulces, embutidos, galletas, entre otros.

Comparte este artículo

Te puede interesar…