fbpx

Síguenos en nuestras redes

El calostro se relaciona con una presión arterial más baja en la infancia

Los beneficios de la lactancia materna han sido estudiados a lo largo de los años, y cada vez parecen encontrarse más. La leche materna tiene beneficios que no provee ningún otro alimento para el bebé en sus primeros meses, incluso la lactancia favorece la salud de la mamá en un plazo inmediato y futuro.

Un reciente estudio publicado en la revista Journal of the American Heart Association, arroja interesantes hallazgos sobre los efectos de la lactancia sobre la salud de los niños a nivel cardiovascular, pues se encontró que los niños amamantados, sin importar la duración con la que fueron lactados, presentaron una presión arterial más baja en su infancia.

Beneficios del calostro en la salud de los niños

Para la investigación los expertos registraron los datos de casi 2.400 bebés a quienes se les alimentó en sus primeros días de vida con calostro, primera sustancia segregada por la mamá antes de lo que se conoce como la subida de la leche. Pasados tres años, se encontró que estos niños, sin importar el tiempo que fueron lactados, presentaron menor presión arterial.

Factores como la masa corporal de los niños, las condiciones sociales o el estilo de vida de sus padres tampoco influyeron en los resultados. Todos tenían en común haber sido amamantados en sus primeras horas de vida, este fue el único factor tenido en cuenta.

El calostro, «oro líquido»

A partir de los resultados de este estudio se observa que las pequeñas cantidades de alimento que recibe el bebé en sus primeras horas son cruciales para su salud en su infancia. Los hallazgos son muy concluyentes en sí mismos pues si bien otros estudios habían evaluado los efectos de la duración de la lactancia materna, no se habían centrado exclusivamente en las primeras horas de lactancia, justo después del parto, cuando el recién nacido es alimentado exclusivamente con calostro.

En su pequeña cantidad, el calostro es justo lo que el bebé necesita en sus primeros días. Es un alimento rico en inmunoglobulinas que fortalecen su sistema inmune, además, es enriquecido en nutrientes y calorías que favorecen su desarrollo y adaptación al nuevo entorno.

La duración de la lactancia tiene muchos beneficios

Si bien el estudio es independiente a la duración de la lactancia materna exclusiva, otras investigaciones han demostrado que alimentar al bebé únicamente con leche materna sus 6 primeros meses, sin ofrecer ningún tipo de alimento o bebida adicional, favorece su salud en múltiples ámbitos, potenciando su desarrollo y previniendo enfermedades a lo largo de su infancia y adultez.

La OMS y la Academia Americana de pediatría recomiendan mantener la lactancia materna hasta los dos años del niño, como mínimo, o continuar todo el tiempo que mamá lo decida.

Referencias:

Kozeta Miliku, Theo J. Moraes, Allan B. Becker, Piushkumar J. Mandhane, Malcolm R. Sears, Stuart E. Turvey, Padmaja Subbarao, and Meghan B. Azad. Originally published 21 Jul 2021https://doi.org/10.1161/JAHA.120.019067 Journal of the American Heart Association.

https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/JAHA.120.019067

Comparte este artículo

Te puede interesar…