fbpx

Síguenos en nuestras redes

Los sorprendentes efectos de la voz de mamá en bebés prematuros

Un reciente estudio ha determinado que, además del contacto piel con piel, la voz de mamá tiene efectos analgésicos y reduce el estrés en el bebé.

Según la OMS, cada año nacen alrededor de 15 millones de bebés prematuros en todo el mundo, esto implica un esfuerzo extra por parte de mamá, papá, médicos y cuidadores, pues los cuidados y atención deben ser aún más rigurosos que en el caso de bebés nacidos a término.

Necesidades de los bebés prematuros

La piel de los bebés prematuros es demasiado fina, sus sistemas no están lo suficiente maduros para desarrollar funciones como mantener la temperatura corporal y regular sus ciclos de alimentación y sueño.

Estos bebés nacidos tempranamente deben ser sometidos a procedimientos médicos que elevan sus niveles de estrés, como la toma de muestras de sangre, inyecciones y manipulación para evaluar su estado de salud.

El contacto piel con piel ha demostrado tener significativos beneficios para aminorar el estrés de estos procedimientos y, para reforzar el poder del acercamiento con los padres, un nuevo estudio indica que la voz materna ayudaría a reducir el dolor.

La voz de mamá reduce el estrés y actúa como analgésico.

Los resultados del estudio, publicados en la revista Scientific Reports, revelan que cuando la mamá le habla a su bebé prematuro al momento en el que es sometido a una intervención médica sus signos de expresión de dolor disminuyen. 

El estudio se realizó en tres fases que tuvieron lugar durante tres días. Una primera inyección se administró sin la presencia de la madre, la segunda se aplicó mientras la mamá hablaba a su bebé y en la tercera, en el tercer día, mientras mamá le cantaba a su bebé.

Los resultados fueron significativos. El Perfil de Dolor del Bebé Prematuro (PIPP) se utiliza para medir los niveles de dolor en los recién nacidos antes del término esperado del embarazo. En el experimento, el PIPP fue de 4,5 cuando la mamá estaba ausente y disminuyó a 3, en el segundo día durante la aplicación de la inyección, cuando la mamá hablaba a su bebé. Durante el tercer día, mientras la mamá cantaba, el PIPP fue de 3,8.

Además, también se evidenció, a través de una muestra de saliva tomada a los bebés, que los niveles de oxitocina, la llamaba hormona del amor, aumentó sus niveles en los bebés cuando su mamá les hablaba.

Importancia del acercamiento con mamá y papá

Se ratifica en últimos estudios cómo el acercamiento con mamá es una práctica altamente efectiva para favorecer el bienestar de los bebés. En el caso de los prematuros es especialmente esencial el contacto piel con piel, pues además de regular su temperatura y favorecer la lactancia materna, reduce los niveles de estrés y fortalece su sistema inmunológico.

Fuentes:

https://www.nature.com/articles/s41598-021-96840-4

Comparte este artículo

Te puede interesar…